Programa Joven Argentina con Rubén Paredes

img-20160907-wa0005

El Programa Joven Argentina tuvo el agrado de recibir a Rubén Paredes, profesor en la UNR y director adjunto del Instituto Rosario de Estudios del Mundo Árabe e Islámico. El tema que se trató en el encuentro fue el terrorismo de Estado Islámico.
Texto escrito por Josefina Cervino, miembro del Programa Joven Argentina:
Para comenzar, para poder entender como surge Estado Islámico, es importante tener en cuenta dos cuestiones previas. La primera es la lucha global contra el terrorismo liderada por Estados Unidos como respuesta al atentado a las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001. Dentro de este contexto es que Estados Unidos lleva a cabo la invasión a Irak cuyo presidente era Sadam Husein. Entre las causas alegadas por EEUU para intervenir el país se encuentra el hecho de que los Derechos Humanos no estaban siendo respetados, la tenencia de armas de destrucción masiva, que el gobierno de Hussein mantenía contacto con la red terrorista de Al Qaeda y sobre todo que en Irak no había Democracia. Por lo tanto, a través de la invasión, se podría instaurar una Democracia y esta sería como un faro de luz que alumbraría al resto de los países de Medio Oriente. Aunque las alegaciones eran ciertas, la posesión de armas de destrucción masiva no pudo ser constatada por la ONU. Podemos ver que el verdadero trasfondo por el cual se produjo la invasión es de carácter geopolítico.
La segunda cuestión a considerar es la llamada Primavera Árabe, que estalló en el 2011 en Túnez y se expandió a otros países árabes como Egipto, Libia, Yemen, el Reino de Bahrein y Siria, entre otros. Esta es considerada como el “despertar” de la sociedad árabe o respuesta de la sociedad a malas condiciones sociales, políticas y económicas que sufrían. Respecto a este tema hay que tener presente el denominado Excepcionalismo Árabe; la Democracia no ha sido una característica de estos países, sino que allí lo que se puede encontrar son Repúblicas Autoritarias, que para el 2011 son hereditarias, o las Monarquías del Golfo. Esta característica no representaba una gran preocupación para Occidente ya que permitía que en una zona tan convulsionada haya cierta previsibilidad. Con la Primavera Árabe resurgen el Islam político moderado y el Islam político radical-salafista. El primero busca re-islamizar la sociedad y el Estado y hay una instrumentalización de la religión con fines políticos. El segundo plantea la salaf, la vuelta a los ancestros, que es considerada como la época de oro del Islam, el momento donde el Islam se empieza a expandir y donde la Jihad es parte fundamental, traducida del árabe como esfuerzo y entrega en todo los ámbitos de la vida, ya que para el Islam político radical la esfera pública y privada es una misma.
Retomando la primera cuestión, cuando se produce el derrocamiento de Husein, quienes estarán al frente del Estado será un grupo chiíta. A partir de su triunfo se desencadena una serie de conflictos, consecuencia de una ya existente tensión y mala relación entre sunitas y chiítas. Estos últimos aplican una política de “venganza” a los sunitas que los habían maltratado cuando formaban parte del gobierno. Esto genera que muchos sunitas que formaban parte del ejército y de la inteligencia iraquí sean expulsados y pasan a formar parte y llevar su conocimiento a Al Qaeda, que logra instaurarse en el territorio de Irak, cosa que no había logrado bajo el mandato de Husein. Al tiempo se produce una escisión dentro del grupo terrorista y de esta nace el autodenominado Estado Islámico, beneficiado por los conocimientos de quienes formaban parte del ejército iraquí y de los grupos islamistas radicales. Este toma territorio de Siria, país donde Bashar Al-Asad logra seguir en el poder a pesar de las protestas desencadenadas en la Primavera Árabe, y donde hay un gran conflicto interno. Se revuelven mojones y el Estado Islámico establece su califato en áreas de Siria e Irak, alterando así el sistema westfaliano.
Paredes remarcó 3 facetas de Estado Islámico. Una de ellas es el hecho de que sea un proto Estado. Si bien no es reconocido por la Comunidad Internacional, Estado Islámico no solo cuenta con un Califa, un territorio y pueblo, que constituyen aquellos quienes quedaron atrapados, sino que también tiene el monopolio de la violencia legítima y cobra impuestos tanto hacia afuera como para toda la población con el fin de poder mantener su burocracia. En lo que se refiere a lo económico ellos tienen bajo su control los posos petroleros de Siria e Irak. Logran producir a través de un control moderno de empresa y contar con negocios millonarios como resultado de sus refinerías estables, que generalmente son los blancos de las coaliciones contra Estado Islámico, y las móviles que permiten ser vueltas a construir. También comercializan reliquias, obras de arte y mujeres. Otra de las dimensiones es la ideología salafista jihadista. Estado Islámico utiliza el adoctrinamiento y la propaganda y quienes se ven atraídos son aquellos que probablemente no encuentren respuestas o se sientan insatisfechos en las sociedades en las cuales viven, que tienden a ser endebles e individualistas, por lo que Estado Islámico les plantea una respuesta radical. Esto genera que mientras algunos individuos se dirigen a Siria e Irak, otros deciden quedarse en sus sociedades y luego actúan como lobos solitarios. Estos últimos están relacionados con la última faceta, la del terrorismo, lo que Estado Islámico busca es generar terror en la sociedad entonces realizan atentados que son luego reivindicados en nombre del Estado Islámico.
Al final de la charla cuando nos preguntamos qué tipo de solución es la que se debería aplicar, Paredes dijo que en el corto plazo no se vislumbra una perspectiva de arreglo de la situación. Aunque, en principio hay que tener en cuenta que el modo tradicional de lucha contra el terrorismo ya no sirve, debido a que la eliminación del líder no generaría la descomposición del Califato. Sí, es fundamental que haya voluntad explícita de cooperación entre países en lo que respecta a la información de inteligencia y de ataque, cuestión que actualmente no se está cumpliendo. Finalmente, el Paredes propuso que es necesaria una reflexión acerca de la globalización ya que se encuentra ligada al problema y destacó la importancia de la Sociología y de la Psicología Social.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.