Charla sobre técnica legislativa a cargo de Alejandra Svetaz

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La reunión del Grupo de Joven Argentina del día lunes 2 de septiembre de 2013 tenía como eje principal la labor parlamentaria y la técnica legislativa y para ello contamos con la disertación de una de las personas más preparadas en el tema. La Doctora Alejandra Svetaz tiene una gran experiencia profesional en lo que hace a la labor parlamentaria, sus conocimientos sobre funcionamiento de la Cámara de Diputados, lugar donde se desenvuelve laboralmente desde hace años, son incalculables y pocas personas cuentan con tal preparación.

La practica legislativa como salida laboral

La Dra. Svetaz comenzó la tertulia explicándonos que los abogados tienen grandes posibilidades de desempeñarse como asesores en el Poder Legislativo, pero que tal salida laboral no era muy conocida. Ella misma había participado hacía poco tiempo en una jornada en la Facultad de Derecho de la UNR donde se hablaba de los diferentes ámbitos en los que se podía desempeñar un abogado y en ella se mencionaba al Poder Judicial, al desempeño en estudios profesionales y demás, pero nadie, durante la jornada, mencionó un órgano del Poder Legislativo. Según ella, para los abogados a los que les apasiona el derecho y también la política “es un lugar fantástico para estar”, donde se puede trabajar muy bien. No sólo los abogados pueden trabajar bien sino que las personas de todas las ramas de las ciencias pueden trabajar como asesores ya que, como bien dice Alejandra, “el Congreso reúne a todos y es el cuerpo más importante en representación”.

Cómo llega a trabajar en el Congreso

Se recibió de Abogada en Rosario y como hizo la carrera durante el Proceso Militar no había estudiado casi nada de Derecho Público y muy poco de Derecho Constitucional, por obvias razones. Trabajó varios años en el estudio de su padre hasta que contrajo matrimonio y debido a compromisos laborales de su pareja tuvo que instalarse en Buenos Aires. Allí se desempeño como abogada en dos estudios jurídicos muy importantes donde no se sentía cómoda debido a la “mercantilización del derecho”, sin contar que siempre la relación con los clientes le generaba una gran carga ya que se comprometía demasiado con los problemas de las personas que requerían sus servicios.

Ingresó al Congreso debido a quien en esa época era el esposo de una amiga suya, el Dr. Ricardo Alejandro Terrile, quien había sido elegido Diputado Nacional. El Dr. Terrile era miembro de la Comisión de Legislación General que tenía como Secretario al Dr. Loredo (Peronista) que había sido asesor del Ministro de Gobierno Benitez durante la presidencia de Juan Domingo Perón. Ella conocía a Benitez y por este motivo, el Dr. Loredo, una de las personas que más conocía sobre el manejo de los temas parlamentarios, decide enseñarle todo lo que sabía.

Trabajando en el Congreso empezó a relacionarse con miembros del Partido Justicialista y surgió la idea de empezar a sistematizar los conocimientos que tenían sobre la labor parlamentaria para poder transmitirlos a los nuevos legisladores que, si bien pueden tener un gran conocimiento de la política, cuando llegan al Congreso no están preparados para llevar a cabo ese trabajo.

Habló de la complejidad de las relaciones e interacciones en el Parlamento debido a la necesidad de armonizar opiniones tan distintas ya que cada legislador proviene de una provincia diferente y que las realidades, idiosincrasias y costumbres varían según la región del país.

La función de control del Congreso

Una de la funciones más importantes del Congreso es la de control de los otros poderes y de sí mismo. La Argentina tiene una gran carencia en esta potestad ya que carecemos de especialistas en presupuesto, en redacción de informes, no hay especialistas en el armado de audiencias públicas ni comisiones de investigación. El Congreso sólo se limita a la labor legislativa que es en muchos casos deficiente. La función principal del poder legislativo debería ser el control de la legislación, reducción de la masa de leyes y la discusión de políticas públicas, cosas que no se está haciendo actualmente.

Otras funciones del Congreso

Los parlamentos tienen una gran función de mediación en los conflictos y la búsqueda de soluciones a los problemas concretos. También tiene una función educadora, es decir, el Congreso debe explicar al pueblo los proyectos que se presentan.

El parlamento: Reglamentación y costumbre parlamentaria

Una de las grandes dificultades que se presentan en la labor parlamentaria para los nuevos legisladores es la diferencia entre lo expresado en la reglamentación del Congreso y lo que ocurre en la realidad. Esto se debe a que el parlamento se caracteriza principalmente por guiarse por la costumbre y los acuerdos parlamentarios que van cambiando la dinámica del mismo y modificando los procedimientos.

Para que los nuevos legisladores y sus asesores puedan comenzar a adaptarse al trabajo en el Congreso, lo primero que se hace es un proceso de inducción donde se le va enseñando básicamente de que se trata, pero es algo que se va aprendiendo día a día.

El trabajo del legislador y el asesoramiento

El trabajo de un legislador no es conocer sobre todos los temas, eso es algo imposible, lo que él debe hacer, y esto es su trabajo, es interpretar la voluntad del pueblo. Para cubrir sus carencias o ignorancias sobre diferentes temas debe recurrir al asesoramiento. Este asesoramiento puede provenir de sus propios asesores que él elige, de órganos especiales de asesoramiento con los que cuenta el congreso o del propio bloque que puede contar con legisladores que por alguna razón son especialistas en el tema. No debe convertirse en un experto en las materias a tratar, lo que debe conocer son las cuestiones centrales de cada proyecto donde se necesita de su decisión. Esta decisión se va a basar en el conocimiento personal que tiene, la ideología, la religión, la percepción de la realidad que cada político tiene, mas el asesoramiento recibido sobre el tema y la influencia del bloque.

El trabajo de la Alejandra Svetaz

Alejandra es técnica en labor parlamentaria, ella sabe cómo funciona el parlamento, conoce el reglamento y cómo se aplica el mismo; también es redactora legislativa, es decir, sabe cómo hacer un proyecto, cómo se hace un dictamen, cómo hacer un discurso para el recinto y los fundamentos para un informe de una observación, etc. Conoce el procedimiento, pero también es experta en técnica legislativa. Cuando llegan temas que no maneja a la perfección recurre a los asesores o busca el conocimiento donde esté, sea buscando especialistas en las universidades, instituciones, etc.

Uno de los miembros de Joven Argentina le pregunto a Alejandra si ella podía hacer su trabajo sin necesidad de los legisladores y ella respondió que si bien cuenta con suficiente conocimiento en política y técnica, el legislador, quien esta mucho más inmerso en temas políticos y no tan técnicos, a la hora de ver su trabajo, es decir, sus redacciones, se dan cuenta de cosas que ella tal vez no nota como a quiénes le puede molestar un proyecto que aparenta ser inofensivo. Un político no puede trabajar sin asesores técnicos y los técnicos no pueden trabajar sin la mirada de los políticos.

Problemas actuales de los órganos de representación

Para nuestra disertante es necesario un gran cambio en el ordenamiento jurídico nacional, hay que deshacerse de las leyes abrogadas e inútiles ya que éstas producen una “contaminación legislativa” también llamada “hiperinflación legislativa”. La solución es crear “digestos”, consolidar normativamente los temas más relevantes, y usar “leyes programas” que simplificarían el acceso a las leyes que hoy por hoy son demasiadas.

Estamos en una etapa de crisis de representatividad, es decir, la gente no se siente representada por los legisladores y ellos no se preocupan por cambiar esa realidad. Alejandra piensa que los órganos legislativos se encuentran en crisis debido al descrédito del órgano y la falta de preparación de los legisladores y también de sus asesores.

Se vive una ficción en la que se piensa que los diputados representan al pueblo argentino, esto no es así ya que los legisladores representan intereses regionales, “es impensado que un legislador de Mendoza vote una ley que perjudique a los productores de vino”. Tenemos un problema de representación.

También tenemos un problema de abstracción a medida que vamos subiendo en los órganos legislativos. Del Congreso no se pueden pedir demasiadas cosas concretas porque por competencia establecida en la Constitución Nacional legisla sobre cuestiones más abstractas. Diferente a lo que sucede en los órgano inferiores como son los consejos municipales que debe atender a cuestiones más concretas y que tienen una inmediatez con el pueblo. Ésto produce el distanciamiento del legislador del pueblo.

Alejandra, al buscar la explicación de cómo decide un legislador en función de la representación, encontró un trabajo de Hanna Fenichel Pitkin que dice que hay que pensar la representación como una línea en la que el legislador comienza a desempeñarse como un “mandatario” respondiendo de acuerdo a lo que le manda el pueblo, consultando a las bases (generalmente son los legisladores nuevos y más jóvenes); en un segundo momento empieza a resolver cómo él mismo cree que decidiría el pueblo; luego, empieza a pensar y decidir teniendo en cuenta cómo hacerle un bien al mandato, pero en este caso la decisión es más personal. Y finalmente cuando ya tiene suficiente experiencia termina decidiendo como él quiere decidir.

 

Sin duda fue una enriquecedora charla para todos donde pudimos conocer de la mano de una experta lo que sucede en un órgano tan importante para una república como es el Congreso de la Nación.

Quedamos muy agradecidos a la Dra. Alejandra Svetaz por compartir sus conocimientos con nosotros.

Juan Manuel Gonzalez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.