Observando a Venezuela

Conferencia de prensa en Venezuela con Rodrigo Diamanti de Un Mundo Sin Mordaza, Diego Sueiras presidente FNGA y Ángel Dorta, presidente FEDEVE ( Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela )

Caracas, 6 de octubre de 2012. Esperando una elección de suma importancia que influirá a todo Latinoamérica. Uno ve aquí lo que no le gustaría que pasara en ningún país del mundo, ve un fraccionamiento y una división social abismal. Los medios de comunicación están totalmente parcializados. Son pocas las notas periodísticas de opinión que tiendan a la objetividad; los canales abiertos, los periódicos y las radios tienen su audiencia y lectores cautivos.

Pareciera que aquí conviven dos países, que caminan en forma paralela sin encontrarse en ningún momento; sólo se acercan a través de la crítica.  La antinomia es el modus vivendi de una sociedad, donde la Democracia no define el presente y menos aún concilia el futuro. Es preocupante que se viva bajo los mecanismos de un sistema democrático pero que no se pueda convivir con una cultura democrática del día al día.

Es el todo o la nada. La persecución divide familias, amigos, y emprendimientos humanos de todo tipo, a pesar de que estén alejados de la contienda política.
Encontrar un país rico como este con altos índices de pobreza e inseguridad, lo obligan a uno a preguntarse por qué no intentar superar el enfrentamiento, que lleva por el camino del odio y el rencor hacia un resentimiento de difícil retorno.

 Considero que se deben hacer todos los esfuerzos necesarios para que a través de la democracia deliberativa se pueda evitar la totalización del poder, en manos de uno o de otro, totalización que imposibilita tener políticas de estado a futuro  vitales para el desarrollo. Aquí la democracia dura lo que dura el día de la elección. No existe planificación ni posibilidades de sumar disensos a través de los consensos, no se da lugar al espacio de la negociación, donde el ceder hoy le signifique ganar mañana. 

No hay presente sin un futuro democrático. La confrontación y la alta tensión que se vive en la calle es un mal síntoma para esperar los resultados del domingo. Por eso creo que es mi tarea tratar, como jefe de misión de observación de la Red Latinoamericana y el Caribe para la Democracia (RedLad),  de apaciguar los ánimos y calmar las tensiones.

 Un hecho positivo para destacar es que se ha empezado a restituir el balance y el equilibro democrático gracias a la existencia de una oposición, después de  estar 14 años fragmentada. Las internas abiertas del 12 de febrero, donde se presentaron 5 candidatos de diferentes partidos y extracción ideológica (elemento recomendable para países que corren la misma suerte, como Argentina) designaron a un joven candidato, Enrique Capriles, que ha logrado aunar lo que parecía imposible, a la “oposición”.


Hoy, tanto el grupo de Capriles como el Chávez, están convencidos que va a ganar su candidato. Considero que si el resultado es menor al 10 por ciento, y se suma la desconfianza que tiene hoy la gente y a los 19.000 muertos por cuestiones de inseguridad en las calles, se puede crear un escenario espeso, donde los mensajes oficiales de los comandos electorales y del Consejo Electoral Nacional (CEN) de ir a votar en paz no alcanzan.

 La falta de observadores que puedan garantizar para todos el proceso electoral transparente, generan un escenario de preocupación. Por ello es sorprendente  que el jefe de la misión de UNASUR, Chacho Alvarez, declare que no hace falta observaciones electoral en ningún país de Sud America. La UNASUR es un actor fundamental como organismo internacional pero no cuenta con amplia experiencia en observaciones y es  hoy el único reconocido como acompañante electoral por la Consejo Electoral Nacional (CEN). El 3 de julio de 2012 la RedLad, que está conformada por 440 organizaciones de toda America Latina y el Caribe, pidió al CEN de Venezuela constituirse como observadores electorales pero no hubo

respuesta; corrimos la misma suerte del Centro Carter y otros organismos como la OEA o la misma Unión Europea. Sin embargo, la Redlad montará un centro de cómputo e información que proveerá a un salón de prensa. 2. 0 que a su vez replicará la información a nivel internacional.

 

Lamentablemente, el 7 de octubre se va a elegir sólo presidente, ni siquiera vicepresidente o legisladores, lo que permitiría equilibrar los parlamentos y fortalecer la división de poderes. Me encuentro esperando que primen los discursos de los dos candidatos donde se comprometen a respetar los resultados y a promover un proceso en paz, y así se apacigüe la caldera de una polaridad política que hoy duele.


Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s