Homenaje a Guil…

Homenaje a Guillermo O’Donnell en Buenos Aires: una recorrida por sus 40 años de pensamiento democrático

Los días 26,27 y 28 de Marzo, expertos en democratización, figuras públicas, embajadores, artistas y prestigiosos académicos de toda América y Europa se reunieron para participar de un tributo al politólogo argentino Guillermo O’Donnell, amigo dela Fundación, fallecido el pasado 29 de noviembre.La FNGA participó de todos ellos.

Imagen

María Cantore, Diego Sueiras, Scott Mainwaring y Emilia Portis

No podía haber tenido un mejor tributo la figura de Guillermo O’Donnell, uno de los pensadores de la democracia más importantes y originales en la historia de la ciencia política. Reconocidos académicos de prestigio internacional debatieron durante tres días sobre el estado de la democracia enla Argentina y América latina a la luz de sus ideas y aportes a lo largo de los últimos 40 años.

Las conferencias y paneles, fueron organizados en una iniciativa conjunta por el Instituto Kellog de la Universidadde Notre Dame de los EE.UU., del que O’Donnell fue su primer director, la Universidadde San Andrés, la UBA, la Fundación OSDEy el PNUD, entre otras instituciones. Contaron con la presencia de Scott Mainwaring, Philippe Schmitter, Alfred Stepan, David Collier, Lawrence Withehead y Abraham Lowenthal, entre otros destacados intelectuales internacionales. Al homenaje central concurrieron además ex ministros e intelectuales como el chileno Alejandro Foxley y el brasileño Francisco Weffort, y figuras del ámbito político local como María Eugenia Estenssoro, Marta Oyhanarte, Federico Polak, Mario Brodersohn, Horacio Jaunarena, y su hermano, Mario “Pacho” O’Donnell que tuvo a su cargo una emotiva semblanza familiar. Estuvieron presentes también la embajadora de EE.UU. Vilma Martínez y el Jefe de Gabinete Abal Medina.

Hubo variados testimonios acerca de cómo el pensamiento sobre la democracia y el estudio riguroso de la política contribuyeron no sólo a entender mejor nuestras realidades contemporáneas sino también a transformarlas. Democracias delegativas, “imperfectas”, “de baja intensidad”, con bolsones y “zonas marrones” de autoritarismo, fueron conceptos que resonaron permanentemente.

Sus discípulos coincidieron en caracterizarlo como el “gigante latinoamericano de las ciencias sociales”, y los halagos hacia su persona oscilaron desde “ecléctico e inquieto” hacia “zarpado y revolucionario”, como una de las muestras de la amplitud de su legado. Un punto en el que todos consensuaron fue en su compromiso con la realidad. Guillermo fue un intelectual que escribía y pensaba en función de las cosas que lo conmovían. Se esforzó por manifestar el escándalo que representa la desigualdad y la miseria en nuestras sociedades, destacando que “uno debe argumentar política y moralmente que la democracia está basada en valores que implican una actitud respetuosa hacia la dignidad y la autonomía de todos y cada uno de los seres humanos”.

Gracias Guillermo, por iluminarnos constantemente e invitarnos a seguir pensándola Democracia.Pordejarnos un legado que nos permite mirarnos a los ojos y decir “pensamos distinto, pero podemos escucharnos y construir juntos un mejor país”.Tu audacia y claridad nos acompañarán siempre, y serán imposibles de igualar. Después de todo, ¿Qué más grande una persona, que trascender su vida?.

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s