“CSE tiene un prestigio devaluado”

Mañana domingo en nuestro país se realizarán nuevamente elecciones presidenciales, sin embargo, para organismos nacionales de observación no hay garantías que se respetará la voluntad popular.

Señalan muchas debilidades en este proceso, como la no entrega de las cédulas, una desproporcionada representación de miembros en las Juntas Receptoras de Votos y un poder electoral con funcionarios parcializados con el gobierno de turno.

Pese a este panorama, se espera que 3.4 millones de nicaragüenses depositen su voto en las urnas electorales. Diego Sueiras, presidente de la Fundación Nueva Generación Argentina y miembro de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (RedLac), expresó que “en Nicaragua se respira un ambiente caldeado y da la impresión que no habrá transparencia en las elecciones”.

Afirmó que esta organización ha venido dando un seguimiento al país y ven que “hay un objetivo claro de disipar, coartar, dividir a la oposición y hacer pequeños partidos que se hacen al igual que este gobierno adictos al poder”. Sueiras señaló que “Nicaragua se encamina hacia una democracia autoritaria”, lo que a su vez provoca una democracia débil.

Explicó que a pesar que mañana los nicaragüenses elegirán mediante votación popular al próximo presidente, se perfila que se mantendrá un poder centralizado, donde no hay división de poderes.

  • Propaganda en colegios e instituciones

Diego Sueiras expresó que a todas estas críticas se le tiene que sumar la denuncia que hizo el profesor José Siero sobre la utilización de propaganda de gobierno en los colegios públicos, donde la mayoría serán utilizados como Centros de Votación.

“Es en los colegios donde se debe respetar la formación cívica, pero lo que se ha visto en un abuso del Gobierno con la propaganda del partido y vemos que también se ha replicado en las oficinas del Estado. Queremos ver que si el día de la elección, donde habrán centros de votación en los colegios y edificios públicos se van a retirar o estarán violentando la Ley Electoral”.
Sueiras afirmó que al final de la misión presentarán un informe sobre las elecciones en el país.

LP: ¿RedLad fue uno de los organismos internacionales que solicitó participar como acompañantes de este proceso electoral?

La intención de este organismo era de participar como observadores o acompañantes electorales. El 21 de septiembre presentamos en tiempo y forma el protocolo ante la Cancillería de la República y ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) con la posibilidad de poder ser observadores internacionales. A pesar de insistir y no mantener una posición pasiva, no fuimos acreditados y eso es preocupante.

LP: ¿Hubo una explicación de parte del Ministerio de Relaciones Exteriores o del CSE?

No, ninguna. Esperábamos una explicación de parte del Gobierno, pero no fue así. Tenemos conocimiento que tampoco acreditaron a socios de nuestra red como Hagamos Democracia y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade). Otra institución amiga con la que trabajamos es Ética y Transparencia (EyT), la cual sabemos que realizará observación electoral sin la acreditación del Tribunal Electoral del país.

CALDO DE CULTIVO PARA FRAUDE

Nos preocupa que el Consejo Supremo Electoral (CSE) luego de las elecciones de 2008 haya quedado con un prestigio devaluado. La red mantiene dos posturas: por un lado hay señalamientos de un fraude donde aún no se dan todos los resultados de las elecciones de 2008, más una institución presidencial que absorbe y concentra tanto poder. Esto es un caldo de cultivo para hablar de fraude en estas elecciones presidenciales.

LP: ¿Pese a no estar acreditados por el CSE, realizarán observación electoral el día de las elecciones?

Vamos a hacerlo en la medida que podamos, pues no estamos acreditados. Entendemos que hay una intención de parte del Gobierno y de las autoridades electorales de dar la impresión que hay apertura para los organismos de observación internacional, pues se acreditó a la misión de la Unión Europea, la cual respetamos mucho en su valoración, y también habrá una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA). Recordemos que la democracia no es un tema de un solo día, esta se construye en el trascurso del tiempo y los poderes electorales deben mostrar la nitidez y la transparencia desde el principio.

LP: ¿Ustedes realizaron críticas a la misión de la OEA en las elecciones legislativas de Bolivia, pues afirman que presentaron un informe diplomático más que técnico?

La Organización de Estados Americanos (OEA) debe tener más cuidado, pues a veces le cuesta mucho obtener recursos y le es más difícil hacer una observación como la que hacemos nosotros con nuestros socios. Por ejemplo en Guatemala, con los organismos nacionales del país, trabajamos 900 personas observando las elecciones en todo el país y aquí se va a replicar con un importante número de gente que realizarán observación. La OEA tendrá un grupo pequeño y deberá prestar mucho cuidado más en estos países que están con síntomas de concentración de poder. Lo ideal es que realice un buen informe y no algo protocolar.

LP: ¿Además de la falta de entrega de cédulas, qué otras anomalías han sido señaladas por sus socios en este proceso electoral?

Todos los antecedentes que se están dando son complicados. Por ejemplo, Nicaragua es una República y eso significa que debe haber periodicidad, que haya cambio de gobierno. Si uno suma los años que Ortega ha estado en el poder y los años que lleva como dirigente de su partido, se ve que no hay un relevo institucional.

Si no hay periodicidad y un cambio institucional es muy difícil que haya democracia. Esto trae como consecuencia una institución electoral muy golpeada desde las elecciones de 2008, una Corte Suprema de Justicia se encuentra sesgada por el Gobierno, y un poder legislativo con un famoso pacto entre (Arnoldo) Alemán y (Daniel) Ortega.

NO HAY CLARIDAD EN PADRÓN

Otro de los hechos concretos es que no vemos una claridad en el padrón electoral, hay quienes dicen que está inflado, aunque no lo hemos podido chequear.

Otro señalamiento es la conformación de autoridades de fiscalización de los Consejos Electorales de los 17 departamentos y 153 municipios del país, las cuales están prácticamente en manos del partido de gobierno de turno y eso no es sano.

También encontramos preocupación en la conformación de presidencia y las autoridades de mesa de cada lugar de votación, donde nos confirmaron que la mayoría en manos del Gobierno, a esto se le suma que todavía no están todas las acreditaciones para los fiscales de los partidos de oposición.

  •   El observador extranjero considera que existe un ambiente tenso y que parece que no habrán elecciones transparentes
  • No podemos decir que hay dictadura, sin embargo, vemos una sociedad con temor a enfrentar el poder absoluto”.

Link Entrevista Diego Sueiras: http://www.laprensa.com.ni/2011/11/05/poderes/79444

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s